BMW 320 ST, campeón de Canarias de Velocidad

Retro - 23/09/2020

Transcurría el año 2007 cuando el binomio piloto-máquina formado por el grancanario Juan Alonso y su BMW 320 ST, en el Campeonato de Canarias de Velocidad en Circuito, tándem que se estaba convirtiendo en imbatible y temible para sus adversarios. Prueba de ello fue la consecución de varios campeonatos absolutos de la especialidad. En el año 2007 se realizó la prueba que les contamos, un año en el lideraba la categoría de Súper Sport CSS, en las cita disputadas en el Circuito permanente de Maspalomas.

Informa. Juan González

 

Con el ofrecimiento de Juan Alonso tuve la oportunidad de ponerme al volante de su potente montura, el BMW 320 ST, para comprobar in situ las sensaciones de su efectividad en el momento en el que coincidía con la renovación del circuito sureño de 4.100 metros. Era unos años gloriosos para la modalidad de velocidad en circuito. La carrocería del BMW 320 ST venía precedida de un palmarés exitoso de campeón de Europa y de España en la categoría de superturismos en los Campeonatos de Montaña.

Por aquel entonces hacía mucho tiempo que no me enfundaba la indumentaria deportiva de competición. Por eso cuando había llegado el momento sentí que el tiempo no había transcurrido y de nuevo me embargaba recuerdos de un pasado en el que dedique muchos años de mi juventud a la práctica de este deporte de riesgo, con más de 14 años de copilotaje y presidente de una Escudería. El motivo era claro, me apasiona la velocidad y los coches de carreras.

Asesoramiento en el bacquet

Refrescando la memoria, me vino la típica frase de ‘donde hubo siempre queda’, así que, nos pusimos manos a la obra tras cambiar impresiones con Juan Alonso y su hijo Ayose, una saga que vivía por aquellos años sus mejores momentos deportivos, dado que el joven piloto se había proclamado recientemente campeón del Trofeo de Promoción Neumáticos José Luis a los mandos de un Volkswagen Polo Súper 1600 y subcampeón de Montaña,  –esta montura se mantiene en la actualidad en propiedad de la familia-. Ayose estaba cuajando una sensación temporada de rallyes con el Polo S1600 (ex José María Ponce).

Nos acomodamos en el bacquet del BMW 320 ST y solicitamos la colaboración de de Juan Alonso, para que fuera él el primero en rodar con el coche y así poder lograr que los neumáticos y los frenos alcanzaran la temperatura adecuada para que ofrecer su pleno rendimiento para la prueba y no nos lleváramos una sorpresas.

Analizado desde fuera el 320 ST, tengo que afirmar que la velocidad y el rugido que emite el motor BMW impresiona, a ello contribuye una salida de escape libre. Tras varias vueltas con Alonso al volante, éste entra en la zona de pit line y me cede el volante -de la marca sparco y de tres aspas- el cual hay que quitar para poder entrar cómodamente en el habitáculo y acomodarse en el asiento de la marca Prodrive, para posteriormente sujetarme con los cinturones sparco de cinco puntos. No hizo falta mover ninguno de los elementos de ajuste de Alonso, pues encaje perfectamente.

Caja secuencial 6 marchas

Tanto Alonso como su jefe del equipo técnico de ‘Flamer Motorsport’ Octavio Quesada, me fueron indicando el funcionamiento de cada una de las funciones de interruptores situados en el salpicadero del vehículo.

Alonso no hizo hincapié en arrancar con energía, tras pulsar el botón de encendido ubicado en el cuadro central del salpicadero, indicándome que debía acelerar con decisión y firmeza para mantener las revoluciones entre las 7.000 y 8.500 vueltas con la finalidad de que no se calara.

También me señaló el funcionamiento de la caja secuencial Hollinger de seis marchas,  -la primera vez que me disponía a utilizarla-, aconsejándome de que no debía apoyar la mano continuamente sobre el pomo de la palanca ya que motivaría que el motor se quedará loco, lo que conlleva que se acelerara a tope. Por eso debía dar golpes en seco y decididos hacía delante para reducir y hacia atrás para subir marchas, además, me manifestó que tuviera cuidado con las apuradas de frenadas ya que el pedalier de freno me podía dar algún susto.

Primera vuelta y un espectacular trompo

Tras unos minutos, arrancamos de la forma indicada pisando el embrague, que es cerámico bidisco y de accionamiento hidráulico sólo para engranar la primera y segunda velocidad, ya que a partir de ahí se deja de utilizar y se marca las marchas directamente cambiando entre las 8.500 y 9.000 rpm para que el motor BMW de tipo S14 y una cilindrada de 1.996 centímetros cúbicos, con inyección de guillotina y gestión electrónica BMW Motorsport ECU 4, aporte toda la potencia.

Paulatinamente vamos incrementando el ritmo con la tercera, cuarta y quinta velocidad, ya estamos cerca de abordar la primera de las curvas por lo que hay que bajar de marchas y pisar el freno levemente para ayudar a la caja de cambios a parar las inercias del coche y superar el primer obstáculo comprometido.

El ritmo de adaptación fue más rápido de lo esperado al comportamiento del BMW 320 ST, así que a medida que acometíamos el resto del trazado del circuito, vamos también aumentando la confianza y con ello la velocidad y las apuradas de frenada. En una de estas acciones y cambiando el trazado del circuito al revés, nos pilló por sorpresa una apurada de frenada y quemamos algo de neumáticos –foto de portada-.

Motor de 300 CV y propulsión trasera

El BMW 320 ST transmite con fuerza sus 300 CV al asfalto a través de la propulsión de las ruedas traseras con una energía descomunal, tal es así que en la curva de entrada a meta y con la trazada controlada, doy un golpe con fuerza al acelerador al divisar la recta principal, pero surge una sorpresa cuando el coche derrapa de atrás muy rápidamente y, aunque trato de controlarlo con un contravolante, el latigazo ha sido descomunal y en décimas de segundos y el coche gira totalmente en un espectacular trompo, quedando en sentido contrario al de la marcha y a un metro del muro de delimitación de pista.

De inmediato sacamos la primera conclusión. En una circunstancia como la acontecida hay que pisar progresivamente el acelerador a la salida de una curva cerrada y sobre todo, que dicha curva se aborda en un cambio más largo, ya que en lugar de segunda era de tercera, ello lo corregí posteriormente en el segundo giro, tras colocar el coche nuevamente en su dirección correcta y dar una vuelta al trazado.

Posteriormente, todo transcurre como estaba previsto, aumentando cada vez más el ritmo de velocidad hasta efectuar unas diez vueltas al circuito llegando a rodar en la recta por encima de los 200 KM/h, según apreciación de Juan Alonso, por lo que ya disponíamos ampliamente de las sensaciones y valoraciones.

Especificaciones  técnicas

El BMW 320 ST es un coche que se presta a un fácil manejo de conducción si se tienen las más mínimas nociones para sentarse al volante. Corre endiabladamente, a ello contribuye que no se percibe las altas velocidades, sino que transmite una tremenda seguridad, dado que ofrece una soberbia estabilidad sin que muestre un movimiento extraño.El motivo de este excelente comportamiento se debe a las prestaciones de las suspensiones del tren delantero de tipo McPherson Technoshock 3 vías y muelles Eibach con brazos de suspensión y una dirección de duraluminio montado sobre rótulas uniball y un tren trasero también de tipo McPherson, con brazo oscilante, montado en rótulas uniball y suspensión Technoshock 2 vías y muelles Eibach, con palieres reforzados y homocinéticas gruesa, barra estabilizadora de 32 mm delante y 38 mm detrás, sin regulación desde el interior del habitáculo.La efectividad en las frenadas, siempre pareja y aunque se apure al límite siempre responde con la ayuda que aporta los impresionantes discos de 330 mm delante y de 280 mm detrás con frenos AP Racing de 4 pistones y neumáticos Dunlop.

Valoraciones

Así que, llevándolo por el sitio es una diversión que te va cautivando e incitando a seguir de menos a más y cada vez más rápido, por lo que no genera estrés en la conducción debido a su comportamiento equilibrado y noble.

Otro punto que nos llamó especialmente la atención fue la rápida, efectiva y suave dirección corta sin servodirección que ha sido un trabajo elaborado por Octavio Quesada. El combustible utilizado es gasolina Panta Atmos de 102 octanos.

La conclusión general es que el BMW 320 ST de Juan Alonso fue un arma letal en las competiciones de circuitos, montura a la que el piloto de Santa Brígida se encontraba totalmente adaptado, por lo que en aquellos años nos hicieron disfrutar y deleitar durante muchas carreras, sumando un exitoso palmarés de varios campeonatos.

Venta a Riera Racing

El valor económico del BMW 320 ST rondaba los 54.000 euros. Dicha montura fue vendida por Juan Alonso al equipo Riera Racing en el año 2012 –tras 6 años en su propiedad-. El historial de la carrocería de esta montura cuenta en su haber con el campeonato de Europa y de España de superturismos en la modalidad de Montaña y varios campeonatos de Canarias de velocidad en circuito.

Xavier Riera es un reconocido preparador nacional de BMW y piloto experimentado que ha destacado por sus numerosas y sonadas actuaciones a los mandos del BMW 320 ST. Una de sus pruebas favoritas en la mítica Subida Santo Emiliano, prueba en la que ha participado en más de 17 ocasiones a lo largo de su trayectoria deportiva.

Los Superturismos nacieron en 1993 con la definición por parte de la FIA de la nueva clase II reservada a vehículos con motores atmosféricos de hasta 2 litros de cilindrada y un máximo de seis cilindros. La nueva normativa seguía la estela del BTCC, el certamen británico de turismos, que tres años antes había optado con gran éxito por los coches equipados con propulsores de 2000cc.

Carrocería de coches de serie

Se trataba de un segmento del mercado en el que un buen número de marcas contaban con modelos que podían servir de base para desarrollar un vehículo pensado específicamente para la competición aunque mantuviese el aspecto exterior del coche de serie, para promover sus ventas. El éxito fue rotundo, con una amplia presencia de fabricantes que se embarcaron primero en el campeonato británico y, posteriormente, cuando la FIA adoptó una normativa similar, en las competiciones internacionales y nacionales que pronto empezaron a proliferar en todo el mundo con los Superturismos como protagonistas.

Fotografía: Motoractualidad.es
BMW 320 ST circuito

Deja un comentario



TIEMPOS Online

Comunicados

La Escudería Drago celebra 50 años de historia 1971–2021 La Escudería Drago celebra 50 años de historia 1971–2021 Con el objetivo de renacer el Automovilismo de competición en la Provincia de Las Palmas, el 24 de junio de 1971 se fundó la Escudería Drago, después de 4 años de inactividad debido al desafortunado accidente ocurrido en el Circuito de Escaleritas en las “12 Horas Islas Afortunadas”, el 12 de octubre de 1967.... `Cómo Conseguir Patrocinadores’, consejos para deportistas del motor `Cómo Conseguir Patrocinadores’, consejos para deportistas del motor El libro ha sido publicado recientemente en Amazon por José Manuel Rivero, se trata de un manual para todos aquellos que están implicados en la captación de patrocinadores. Es una guía de utilidad práctica para deportistas individuales, equipos, organizadores, clubes o responsables federativos que necesitan recursos económicos para hacer realidad un... ‘Aún no me lo creo’. Raúl Quesada se sube al Hyundai i20 R5 ‘Aún no me lo creo’. Raúl Quesada se sube al Hyundai i20 R5 Antonio Ponce y José Pérez han conseguido que Raúl Quesada se ponga a los mandos del i20 R5 del equipo Hyundai Canarias Motorsport. El laureado piloto grancanario y el director deportivo del equipo han confiado en el piloto de Valleseco, que el próximo 12 de diciembre competirá en la Subida Villa de Moya.